Claves para mejorar tu OEE sin complicarte

No es un secreto que no se puede mejorar aquello que no se conoce. Para optimizar la eficiencia y competitividad de una fábrica es esencial llevar a cabo un buen análisis y control de producción con OEE.

Si estás pensando cómo puedes impulsar y mejorar la eficiencia de las líneas de producción de tu planta, te vamos a explicar las calves para mejorar tu OEE. Además, tenemos una noticia buena y una mejor:

  • La buena es que el simple hecho de pasar de gestión manual a gestión con control OEE suele suponer un incremento de los ratios de productividad en un 25%.
  • La mejor es que hoy puedes controlar el OEE de una planta de forma informatizada, fácil y en tiempo real, reduciendo así mucho el tiempo de control y gestión.

Pero, ¿sabes que es exactamente el OEE y cuáles son los pasos a seguir para mejorarlo en tu fábrica? Te lo contamos.

¿Qué es el OEE y por qué es importante?

Primero, lo primero. ¿Qué significa este término? La Eficiencia General de los Equipos o OEE* es un estándar internacional de medición de la eficiencia de una máquina, recurso o línea de producción.

Claves para mejorar tu oee

El OEE es el valor porcentual que resulta de multiplicar la disponibilidad y rendimiento real de tu maquinaria, así como la calidad del total producido en una fábrica.
Esta fórmula, iniciada por Toyota en los años 50, hoy ya es la más usada por la industria.

OEE = Disponibilidad * Eficiencia * Calidad (>85% = buena competitividad)

Y, ¿por qué es tan valioso controlar y optimizar esta métrica? Porque el OEE se considera una de las herramientas de evaluación más eficaz para la toma de decisiones en un entorno productivo.

Por tanto, si no estás teniendo en cuenta esta información, podrías no estar tomando las decisiones más adecuadas para tu planta.
Dicho esto, a continuación te dejamos unos consejos por si quieres revisar y optimizar el OEE de tu fábrica.

Análisis clave para mejorar tu OEE

Para optimizar la productividad con un enfoque “lean” o de mejora continua, es esencial que conozcas la eficiencia actual de tu fábrica y que evalúes las soluciones tecnológicas que estás utilizando para detectar posibles mejoras.

1. Análisis de tu operativa y equipos para mejorar tu OEE

El objetivo de este bloque es que encuentres aquellos patrones repetidos, errores, o ineficiencias que pueden ser adaptados y optimizar así tu operativa.

Por un lado, analiza cómo puedes aumentar el tiempo o disponibilidad real de tu maquinaria y recursos, minimizando tiempos improductivos como paros o cambios.

Por otro, investiga qué ha hecho diferir el volumen de tu producción final real frente a tu planificación o la capacidad teórica de la maquinaria según el fabricante. Si puedes prever desviaciones, detectar procesos a ser agilizados y hacer ajustes, podrás mejorar tus expectativas y rendimiento.

Y, por último, localiza puntos críticos y piensa cómo podrías minimizar unidades defectuosas del total de tu producción final. Así, podrás aumentar el ratio de calidad de tu fabricación real.

Análisis operativa para mejorar tu OEE

De acuerdo, ahora seguramente estás pensando: y todo esto, ¿qué significa bajándolo a la realidad de mi fábrica?

Cada empresa es un mundo y nadie mejor que tú intuye qué podría estar afectando tu OEE, sin embargo, quizás te ayude revisar aspectos como:

  • Rendimientos, disponibilidad y calidad final por turnos de trabajo o tiempos concretos
  • Procesos y volumen de cuellos de botella
  • Grado de control de trazabilidad y calidad en planta
  • Volumen de paros organizativos, por avería o por cambio entre la fabricación de un tipo de artículo

Otras cuestiones relevantes:

  • ¿Cuál es el motivo por el que ha disminuido la calidad de una línea?
  • ¿Podemos producir más unidades adaptando algunos productos especializados en productos estándar?
  • ¿Podemos mejorar la velocidad de producción si elimino algunas personalizaciones?
  • ¿Por qué ha fallado una máquina?
  • ¿El flujo de materiales u otros flujos reiterados están dando problemas?
  • ¿Podemos reducir falsos rechazos?
  • ¿Podemos prever paros y tratar de minimizarlos?
  • ¿Se puede disminuir o evitar tiempos de inactividad no programados?
  • ¿Existen micro-paradas o tiempos de velocidad reducida que afectan a tus ratios de rendimiento o la efectividad real de mi producción?

Con el examen de este tipo de elementos podrás detectar en qué áreas puedes incidir para minimizar su impacto y revertirlo a tu favor.

Y ¿cómo extraigo estos datos y conclusiones? Puedes hacerlo de dos modos:

A. Recopilas los datos mensuales de OEE en un Excel o similar para poder analizarlos en detalle periódicamente y sacar conclusiones posteriores.

Es simple, pero aún puedes complicarte mucho menos.

B. Te apoyas en un software de gestión alimentaria que recoja todos los datos OEE clave automáticamente y en tiempo real por ti, a la vez que realice predicciones de mejoras. Mucho más sencillo, ¿verdad?

2. Análisis de soluciones tecnológicas para mejorar tu OEE

En un buen estudio de eficiencia tan importante es el análisis de la operativa como de las soluciones tecnológicas utilizadas. En otras palabras, de nada sirve tener unos procesos excelentes si la maquinaria o el software que usamos en producción no es tan eficaz como debería. Aprovecha para plantearte aspectos como:

  • ¿Requieren actualización?
  • ¿Son los óptimos para las necesidades actuales y futuras de mi empresa?
  • ¿Puedo apoyarme en otros habilitadores o soluciones tecnológicas que mejoren mi rendimiento, disponibilidad o calidad?
  • ¿Son escalables? Es decir, ¿pueden aumentar con el crecimiento de mi empresa sin problemas?
  • ¿Me permiten el monitoreo de las máquinas y acceso a estos datos en tiempo real?
  • ¿Me ayudan a optimizar mi OEE, minimizar mi dedicación y costes?

Básicamente, la tecnología hoy te permite ser más eficiente, competitivo y a tu día a día más sencillo. Si tu objetivo es optimizar tu OEE sin complicarte, sin duda este análisis tecnológico te ayudará a alcanzarlo.

Cómo optimizar y mejorar tu OEE digitalmente, sin complicaciones

La herramienta tecnológica más efectiva para optimizar el OEE, el “cerebro” de tu fábrica, es un sistema MES (Manufacturing Execution System). ¿El motivo? Está especialmente diseñado para el control, gestión y análisis de datos OEE de planta y otros KPIs corporativos clave de modo simple, inmediato y seguro.

Análisis operativa para mejorar tu OEE

Y, ¿eso en qué me ayuda? Por ejemplo, ADA puede integrar de forma nativa la función de análisis OEE automático pero también OEE manual. Es decir, puede comunicarse con otros software de tu planta para acceder a los datos de las máquinas cuando es posible “pincharlas”.

Pero, aún en los casos en los que no se puede pinchar la máquina, puede obtener en tiempo real toda la información de datos clave OEE (como paradas, velocidad y producción de línea) sin que los operarios deban parar sus tareas para reportar (manualmente o en Excel) la información vinculada a sus órdenes de fabricación diarias.

Por tanto, digitalizando tu control OEE simplificas tu día a día y el de tu equipo de producción, que trabaja más a gusto sin sobrecargas de trabajo entrando información.

De todas maneras, lo mejor es que todo ese control lo llevas a cabo en solo unos clics, sin errores humanos de entrada o transcripción de datos y en tiempo real desde cualquier dispositivo. Además, siempre dispones en todo momento de la información y predicciones clave para diseñar acciones de mejora OEE y tomar decisiones seguras, rentables y sin complicaciones.

¿A que no suena nada mal? ¡Ahora te toca a ti ponerte manos a la obra y mejorar tu OEE!

Seguro que también te interesa:

Industria 4.0. ¿Cuándo es clave la digitalización de tu fábrica?
Covid-19: Beneficios y 5 tecnologías alimentarias clave en la nueva realidad
Case Study – La tranquilidad de tener el control de tu producción

Entérate de lo último

Suscríbete y recibe las últimas novedades del sector directamente en tu correo electrónico. Sin trampa ni cartón.