Criterios para elegir un sistema de envasado en la industria alimentaria

Publicado el en

En las últimas décadas, la industria alimentaria se ha beneficiado de grandes desarrollos. Entre los motivos que explican estos cambios, ocupan un lugar prominente la seguridad higiénica y calidad sensorial de los alimentos. Técnicas como la pasteurización, refrigeración o desecación han logrado que los niveles de seguridad y calidad de los productos alimentarios sean mayores que nunca. Mar y tierra proporcionan innumerables alimentos frescos, pero el principal problema con este tipo de productos es una vida útil muy limitada por el desarrollo de microorganismos y la presencia de reacciones de oxidación que afean el producto.

Esto hace que no sean adecuados para los actuales sistemas de distribución y venta y que deban ser envasados, tras una mínima preparación, para ser expuestos en las vitrinas frigoríficas de los establecimientos. Los sistemas de envasado de uso común para alimentos frescos son, en esencia tres, cada uno con sus ventajas e inconvenientes.

Criterios para elegir un sistema de envasado en la industria alimentaria

Envoltura simple

El sistema de envasado más sencillo y con una inversión menor en infraestructura es el denominado, en inglés, «over-wrap», en el cual se envuelve el alimento (habitualmente, sobre una bandeja rígida) con un material plástico: un polietileno de baja densidad, extensible y autoadhesivo, que ha alcanzado un gran uso, incluso, en el ámbito doméstico. Con este sistema, se impide la desecación, aunque, al mismo tiempo, se permite el acceso de la atmósfera circundante. Por lo general, los alimentos mantienen intactas sus propiedades de color, olor y sabor, aunque ningún agente inhibe el crecimiento microbiano, salvo la temperatura a la que se conservan, por lo que la vida útil del producto no es muy larga.

Criterios para elegir un sistema de envasado en la industria alimentaria 2

Envasado al vacío

Esta técnica supuso una revolución en el campo de la conservación de alimentos. El coste para implantar estos sistemas es mayor, ya que hacen uso de máquinas capaces de alcanzar un grado de vacío en el interior del envase, compuesto por materiales plásticos de varias capas. Al eliminar la atmósfera en contacto con el producto, los microorganismos verán anulado su crecimiento, ya que necesitan oxígeno para prosperar. Este sistema podría parecer definitivo, habida cuenta de la larga vida del producto, pero también tiene sus inconvenientes. El mayor es que muchos alimentos necesitan aire para mantener el color y otras propiedades características. Además, los alimentos blandos sufren deformación, por el aplastamiento causado al crear el vacío, y las lonchas de los productos tienen tendencia a adherirse entre sí.

Envasado en atmósfera modificada o protectora

Para solucionar algunas de las limitaciones del envasado al vacío, se sustituye la atmósfera que rodea al alimento por otra diferente, una mezcla de gases óptima para conservar el producto. De esta forma, los alimentos con problemas de aplastamiento o adhesión pueden ser envasados con un gas inerte, como nitrógeno o argón, mientras que a los que necesitan oxígeno para conservar sus propiedades se les proporciona una mezcla rica en este gas. Al mismo tiempo, puede introducirse un gas inhibidor del crecimiento de microorganismos, como el dióxido de carbono. A pesar de que la vida útil del producto nunca es tan larga como en el envasado al vacío, es el sistema más utilizado, en la actualidad, para alimentos frescos ofrecidos a la venta.

Conclusiones

En función del alimento concreto y de las condiciones particulares de distribución y venta, las empresas dedicadas a este sector deben elegir el sistema que mejor se adapte a sus necesidades de presentación y vida útil del producto. Para gestionar estos detalles, puede ser de gran ayuda contar con una consultoría especializada en seguridad alimentaria y un software eficaz e intuitivo (en su manejo). Por ejemplo, los módulos de Ada Mar son excelentes para el control de los procesos de manipulación de pescado.

Después de comprobar las necesidades de la empresa, es posible pedir presupuesto.

Entérate de lo último

Suscríbete y recibe las últimas novedades del sector directamente en tu correo electrónico. Sin trampa ni cartón.